lunes , 21 enero 2019
Home / Recursos Técnicos / Tres maneras de cerrar exitosamente el año en tu empresa

Tres maneras de cerrar exitosamente el año en tu empresa

Poner punto final a tu año laboral de la mejor manera posible te abrirá nuevas perspectivas de cara a 2019.

El año está por finalizar y es momento de ir cerrando algunos ciclos en los aspectos más importantes de nuestra vida para abrir otros. Sin duda una de las áreas más significativas de nuestra cotidianidad es el empleo. Sabemos que es necesario darse un tiempo para cerrar el año de la mejor manera y por ello, te presentamos tres formas que se complementan muy bien entre sí para que lo consigas.

Autoevaluación

En primer lugar debes hacer una reflexión 100% personal, autocrítica y honesta. Evita ser demasiado duro contigo mismo; para lograrlo, comienza destacando todos los logros que tuviste durante el año en el plano laboral. Sé objetivo y piensa cuáles fueron tus aportaciones para las metas de la empresa durante 2018.

Una vez que has hecho la valoración de los aspectos positivos pasa al análisis de los puntos débiles o negativos; piensa en las metas que no alcanzaste, pero sobre todo determina la causa. ¿Fue a raíz de un bajo rendimiento personal? ¿No estabas capacitado para realizar el trabajo o, en cambio, las labores asignadas eran excesivas para una persona? Cuando respondas esas preguntas, tendrás más claro cuáles son tus alternativas para el siguiente año.

Reflexión en equipo

Ya que has concluido tu autoevaluación, debes evaluarte junto con tu equipo de trabajo, es decir, esas personas con las que has colaborado a lo largo del año con miras a conseguir un mismo objetivo. De igual manera, es esencial que empiecen por hablar de las metas cumplidas y los aspectos positivos y fortalezas del equipo.

Por otra parte también será necesario que entre todos contribuyan a transmitirles a todos los miembros del equipo confianza y seguridad, destacando lo crucial de la labor de cada quien para el área. Con esta motivación todos podrán dar lo mejor de sí en el 2019. Y así como tú determinaste la causa de las metas no cumplidas, también determinen juntos qué falló, pero sobre todo, propongan soluciones realistas para el próximo año.

 

Ve más allá

10 tips para planificar el 2019

  1. Definir la misión, visión y valores de su pyme, y que los mismos sean de público conocimiento entre sus miembros.
  2. Poseer un organigrama en el que quede claramente establecidos los roles, funciones, y niveles de liderazgo de cada integrante.
  3. Tener los procesos bien definidos (compras, ventas, finanzas, contabilidad, impuestos, etcétera) y que estén documentados en un manual de procedimientos (con los tiempos, acciones, personas involucradas y objetivos). Si su empresa es muy pequeña, puede comenzar pidiéndole a cada empleado que escriba cómo hace hoy su trabajo.
  4. Identificar y medir el clima laboral, la motivación y el nivel de compromiso de sus integrantes. Brindando capacitaciones que permitan que sus empleados puedan desarrollarse y adquirir las aptitudes necesarias, que logren que “tengan la camiseta puesta”, ellos son la cara visible de su compañía y la mejor publicidad invertida.
  5. Evaluar como la empresa gestiona sus emociones, la comunicación y el trabajo en equipo, y si están detrás de obtener los resultados organizaciones. Una forma de controlar la fluidez y eficacia en la comunicación entre áreas, es generar incentivos al trabajo en equipo genuino, definiendo objetivos cuyos resultados sean cruzados entre áreas.
  6. Tener claridad en los números y tiempos necesarios para disponer de los mismos. Y qué valor es disparador que tipo de decisión, ya sea compra, venta, contratación de un servicio.
  7. Identificar y medir las variables clave de su negocio. Por ejemplo, rentabilidad por tipo de producto, eficiencia de producción, rotación de inventario, días promedio de cobro y pago, entre otras.
  8. Analizar los resultados de su empresa. Partiendo del resultado general del ejercicio, para ir abriéndolo por áreas o unidades de negocio, y luego por tipo de contrato y clientes. Así poder identificar por ejemplo: cuáles son los productos más vendidos y qué tipo de contrato prefieren, y como va evolucionando respecto al año anterior y como lo proyecto para el año próximo.
  9. Analizar los resultados financieros, cual fue el gasto financiero total, qué herramientas se usaron, y cuales fueron las más económicas y eficientes en tiempos de instrumentación.
  10. Realizar reuniones de gestión empresarial de desempeño. La frecuencia puede ser quincenal, mensual, bimestral o con la periodicidad que lo requiera. A fin de tomar decisiones en base a los resultados obtenidos.