martes , 12 noviembre 2019
Home / Institucional / La inflación en el autotransporte de cargas

La inflación en el autotransporte de cargas

Con el dato de inflación minorista (IPC) confirmado para septiembre (5.9 %), puede observarse que los precios minoristas sufrieron una variación mayor que la de los costos de transporte (4.3 %). Dicho registro incide tanto en la variación acumulada al tercer trimestre del año, como en el acumulado de los últimos doce meses: el IPC marcó 37.7 % en primer lugar y superó al Índice FADEEAC (35%); en tanto el resultado anual fue 53.5 % y 50.2 %, respectivamente.

Si bien dichas mediciones refieren a conjuntos de bienes diversos, ello no impide el análisis comparado donde los niveles de costos y precios operan en un marco general de alta inflación minorista y mayorista. En este contexto, las tendencias lucen bastante similares, con una aceleración marcada en ambos indicadores tras la nueva y fuerte devaluación del peso.

En el caso del autotransporte de cargas, los costos promedio se hubieran incrementado aún más de no encontrarse los combustibles en un esquema de “semi-congelamiento” establecido por el Gobierno hasta mediados de noviembre. Con la entrada en vigencia de la segunda cuota del acuerdo paritario vigente (11.5%), los costos de la actividad ya marcan un piso de 3% para octubre, hecho que implica una cifra cercana acumulada al 40% solamente para los diez meses del año (enero-octubre de 2019).

La mayor o menor aceleración del ITC FADEEAC, y por ende que las cifras finales del año se aproximen al récord negativo de 2018, tendrán mucho que ver con el futuro desenvolvimiento del precio del combustible, cuando finalice el “semi-congelamiento” del gas-oil en el transcurso de la segunda semana de noviembre.

El año pasado, los costos del autotransporte de cargas alcanzaron una suba del 61.5 % y superaron en 14 puntos al IPC (47.6%), la inflación minorista más alta desde 1991.