martes , 18 junio 2019
Home / Reflexión Empresaria / La ética aporta valor a tu negocio

La ética aporta valor a tu negocio

Como definición fácil, la ética es una disciplina filosófica que estudia la moral.

Según la Real Academia de la Lengua, es la parte de la filosofía que trata del bien y del fundamento de sus valores.

Aplicado a tu empresa, la European Business Ethic NetWork (EBEN), define la ética como una reflexión sobre las prácticas de negocios en las que se implican las normas y valores de los individuos, de las empresas y de la sociedad.

¿Por qué es conveniente ser ético en tu empresa?

Si miras este mundo tan global, ves y conoces todo tipos de abusos.

¡Seguro que tú no quieres contribuir!

Sólo te ganas la confianza de tus clientes, trabajadores, proveedores, administraciones, etc… con valores éticos.

Y a ti ¿qué te pueden aportar tus valores éticos?

  • Te lo agradecerán tus empleados con una mejor actitud y motivación.
  • Te aportará una cultura empresarial fuerte dentro de tu organización que compartirán.
  • Tu imagen corporativa mejorará y serás percibido como mejor por tus clientes y en el mercado en general. Aumentará tu reputación.
  • Te ahorrarás caer en casos de corrupción porque la vas a repeler.

Fíjate como la ética tiene una relación directa con los ámbitos interior y exterior de tu negocio.

¿Cómo puedes aplicar la ética empresarial a tu empresa?

Define y acepta tus valores y criterios de actuación para que se integren en tu equipo haciéndoselo saber a través de un documento, una formación o un taller formativo.

Existen como documentos los Códigos Éticos o de buenas conductas, los de buen gobierno corporativo… Hay empresas que incorporan la figura del responsable de prácticas éticas.

Partimos de la base que toda empresa se capitanea por valores. Y cada una tiene los suyos y que por supuesto, deben ser compartidos por la sociedad.

¿Cuáles son tus valores? 

La Fundación ETNOR propone un listado de 10 valores éticos como imprescindibles:

  1. – Sé coherente entre lo que piensas, dices y haces.
  2. – Transmite credibilidad y reputación a tu empresa.
  3. – Distribuye de forma equitativa las cargas y los beneficios.
  4. – Diálogo. A través de la participación y el consenso.
  5. – Siendo veraz y con una buena comunicación interna y externa.
  6. – Con el respeto y fomento de los derechos humanos
  7. – Con el cumplimiento de las disposiciones legales.
  8.  – Compromiso cívico. Pensando en la sociedad
  9.  – Ecología. Respetando y mejorando el medio ambiente.
  10. –  Respondiendo a las expectativas y demandas sociales.

La ética de tu empresa tiene que tener los valores en los que crees.

Yo siempre pienso, digo y pongo en práctica lo siguiente: No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

Talento y ética son bienes muy preciados. Van tomados de la mano. Dando buen ejemplo, tu empresa aumenta su valor.

Por esto estoy convencido que los compartes conmigo. Por eso hay que tener en cuenta a los demás partiendo de la base de que tus valores son innegociables.

Hay que primar el SER y no el TENER.

Ten en cuenta que un comportamiento NO Ético, es pan para hoy y hambre para mañana.

Recuerda que estamos aquí para ayudar a los demás. Y para muestra un botón. ¡Aquí tienes a tu humilde servidor!

Recuerda: No hay buenas decisiones si no son éticas.

Si te parece bien, puedes apoyarte en el contenido de este artículo y ampliarlo con tus valores concretos. ¡Haz tu propio Código Ético para tu empresa! Comunícalo a nivel interno y externo. ¡Ya verás los buenos resultados!

 

Por Miquel Pino – Mentor de Empresas